El Seminario CPIC 2019 de Eficiencia Energética se enfocó en Etiquetado y Certificación

A sala llena, el Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC- realizó el “Seminario CPIC 2019 sobre Eficiencia Energética – Etiquetado y Certificación”. Fue la tercera edición de este evento y se llevó a cabo en junio en el auditorio de la institución. Ocho expertos en la temática ofrecieron una mirada integral sobre la Eficiencia Energética, abarcando especialmente el tema de Etiquetado y, en este marco, se presentó el Curso de Certificadores Energéticos a realizarse en julio en el CPIC.

La apertura del Seminario CPIC 2019 sobre Eficiencia Energética –Etiquetado y Certificación, estuvo a cargo del Ing. Enrique Sgrelli –presidente del CPIC-, quien destacó: “Nuestro objetivo a través de este Seminario es crear un ámbito para la participación activa de profesionales, comitentes y constructores junto con el Estado. Abordaremos las temáticas del etiquetado y de la certificación, porque son dos herramientas que representan la oportunidad de involucrarnos, de obtener trabajo calificado y de satisfacer demandas de la sociedad a la cual estamos comprometidos. Es la tercera edición del Seminario, que comenzó en 2017 y en esa ocasión el Ing. Roberto Policichio -presidente de la institución por entonces- al abrir la jornada había recalcado que las inversiones en energías limpias son la clave para que el país optimice la matriz y planifique su crecimiento en el siglo XXI. En cambio, en la segunda edición de 2018 se abordó como única temática a la eficiencia energética, teniendo en cuenta que los edificios que construimos consumen el 33% de la matriz energética del país”.

A continuación, el Ing. Mecánico Sabino Mastrángelo -de la Facultad de Ingeniería del Ejército Argentino- se refirió a las nueva tendencias en aplicaciones eléctricas. Explicó: “Debemos desarrollar tres conceptos que buscan una mayor eficiencia en los gastos energéticos con alta tecnología: la domótica, es decir, la automatización del hogar; la inmótica aplicada a los inmuebles y la urbótica que es la automatización en la ciudad”. Se refirió a dos ejemplos, uno internacional que es la ACEEE -Consejo Americano para una Economía de Energía Eficiente- que fomenta la modernización en eficiencia de edificios mediante la aplicación de automatismos en la casa. Habló de un avance local a través de la normativa vigente a partir de la Ley 27.424 de Generación Distribuida de Energías Renovables, que permite utilizar fuentes renovables como el sol y el viento para generar energía eléctrica destinada al autoconsumo, y a su vez inyectar el excedente de energía a la red de distribución. Expresó: “El almacenamiento de energía a través de litio es clave y, en ese sentido, Argentina es uno de los tres países del mundo junto con Bolivia y Chile que tiene la mayor disponibilidad de este recurso natural. Con la acumulación producida con baterías de litio, la energía renovable será más barata que la fósil. Debemos prestar especial atención a fortalecer las redes de transporte con energías renovables, ver como cargar el auto, en la calle y en la casa. Pensemos que el rendimiento de energía a partir de un litro de combustible en boca de pozo es de sólo el 0,16% cuando llega a las ruedas del auto. En cambio, con energía eléctrica se logra un rendimiento de hasta el 30% y, si fuera para alimentar nuestra casa, el rendimiento llegaría al 85%”.

Lo continuó el Ing. Civ. Horacio Patricio Mac Donnell -Profesor de Sistemas Constructivos de FIUBA- quién abordó el campo de desarrollo en la ingeniería respecto de la Eficiencia energética: “La Secretaría de Energía lleva a cabo el Curso de Certificadores, que tendrá una gran importancia en el desarrollo de los profesionales y en la comunidad. La Norma IRAM 11.930 de Construcción Sostenible permite analizar el impacto de nuestros edificios a través del análisis del ciclo de vida ACV, es decir, la extracción de materiales, la fabricación, la construcción, la vida útil, la demolición y el vertido. Entre todos estos aspectos, el más relevante es la vida útil, allí reside la importancia de la envolvente” y continuó “Lo que más influye en la eficiencia es el proyecto y luego el diseño de la envolvente, los muros, los techos y las carpinterías. No podemos hablar de eficiencia energética si no la podemos medir, por ello necesitamos el etiquetado y principalmente asociado a la envolvente del edificio. Los ingenieros debemos liderar estos proyectos y estar nucleados en colegios y consejos profesionales, que no están involucrados con intereses económicos”.

El Programa Nacional de Etiquetado de viviendas fue presentado por el Ing. Industrial José Luis Weisman -Director Nacional de programas de eficiencia energética-, quien explicó: “Este programa está impulsado por la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética y la Secretaría de Energía de la Nación con el objetivo de lograr ahorros energéticos dentro del sector residencial, donde buscamos que se establezca una media en la Clase C para llegar a un ahorro de 130.000 Kw al año”. Lo complementó la Ing. Civil Florencia Donnet -directora de eficiencia energética en Edificios y Sector público- quien expresó: “El objetivo es dar a la sociedad una herramienta de decisión a la hora de comprar o construir su vivienda. Esta herramienta debe ser sólida, legalmente reconocida y fácilmente adoptable por el mercado. En 2017 y 2018 realizamos pruebas piloto en Rosario y en otras provincias del país y, como resultado, ya hay 1.400 viviendas certificadas y 475 profesionales formados”. Luego la Ing. Civ. Sandra Montapponi -certificadora de la prueba piloto realizada en la ciudad de Rosario- expresó: “Se debe trabajar detalladamente tanto en el relevamiento como en la identificación de los elementos de la envolvente. El aplicativo es una valiosa herramienta que hoy puede utilizarse también en la etapa de proyecto, permitiendo un mejor asesoramiento hacia el propietario por parte del profesional y que está a disposición de los mismos, al hacer el curso de etiquetado”. A continuación la Arq. Adriana López -por la Asociación Argentina de PVC- expuso sobre el Etiquetado de Eficiencia Energética en Ventanas Exteriores. Afirmó: “Es una herramienta que permite conocer de manera fácil y rápida la clase de eficiencia energética de las ventanas, teniendo en cuenta que dentro de una vivienda las aberturas representan un rol clave de ahorro ya que son un foco potencial de pérdida del 20% de la energía -con otro 40% por techo, 30% por pared y 10% por el suelo-. Le brinda información al propietario para conocer el nivel de consumo energético en pos de un futuro ahorro en el gasto de la vivienda. Esta etiqueta se basa en la Norma IRAM 11507-6, publicada desde mayo de 2018, de cumplimiento voluntario y con próximo lanzamiento el 4 de julio”.

Finalmente, el Ing. Civ. Pablo Luis Diéguez ofreció unas palabras de cierre e invitó a los profesionales asistentes a participar de las próximas actividades del Consejo: “Destaco este trabajo conjunto entre el Consejo Profesional de Ingeniería Civil y los organismos públicos, como la Secretaría de Vivienda del Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda. Para ello, del 4 al 25 de julio se llevará a cabo en nuestra institución el Curso de Certificadores Energéticos, al que pueden inscribirse a través de nuestra web www.cpic.org.ar”.

Deja un comentario